Home > Focusing and ... > Psychotherapy > Articles > Counseling Desde El Focusing Una Manera De Ser Counselor

Counseling Desde El Focusing Una Manera De Ser Counselor

por Elena M. Frezza, Clr.

(Extractos tomados Del Libro "Counseling Humanistico, Teoria y Practica Volume II.)
Ediciones del Instituto Holos, Centro Argentino de Psicologia Humanistica y Counseling. Argentina 1999.

 

En la década del sesenta, el Prof. Gendlin, situado en la línea de la Psicología Existencial, discípulo y colaborador de Carl Rogers, filósofo y gran impulsor de lo que Ilamamos la "Psicología Humanística Experiencial", comenzó a cuestionar los tratamientos psicoterapéuticos de la época, mostrando un particular interés en aquellos aspectos que aparentemente determinaban el éxito o el fracaso de los mismos, tomando como parámetro el logro de cambios reales y profundos en la vida de las personas.

Junto a otros colegas se dedicó a analizar tanto las posturas terapéuticas clásicas, como las más recientes, y luego de escuchar innumerables sesiones grabadas, las dividió en dos grupos: aquellas que contenían procesos psicoterapéuticos tras los cuales los pacientes habían logrado modificaciones significativas en sus conductas, y las que evidenciaban procesos no exitosos.

En principio focalizaron su escucha sobre los terapeutas, suponiendo que algo en sus intervenciones o actitudes determinaba el éxito o el fracaso del tratamiento. La investigación demostró sin embargo, que no existían diferencias significativas. En ambos grupos, la actividad de los terapeutas era esencialmente similar, no obstante lo cual, algunos pacientes progresaban y otros no.

Cuando la escucha se trasladó a los pacientes, los investigadores encontraron la diferencia. Con sólo oír una o dos sesiones grabadas, se podia predecir quienes finalizarían con éxito su terapia. Estos pacientes (o clientes) parecían tener una percepción interna, un darse cuenta corporal, una peculiar sensación fisica desde la cual provenía y adondé se remitía en forma recurrente su discurso. En estos casos, eran comunes frases como las siguientes: "¿Cómo podría describir esto...?-deteniéndose, buscando las palabras indicadas-, "...es como miedo, pero no, no es exactamente miedo ... hmm... lo siento aquí en mi pecho... como si necesitara gritar".

Contrariamente, otros pacientes tenían un discurso articulado durante toda la sesión sin sensaciones corporales. Analizaban sus problemas, los explicaban, los lloraban, pero no lograban cambios significativos en sus vidas.

La investigación demostraba que la terapia no enseña el "cómo" a los que ya no saben "cómo".

A pesar de sus dudas, Gendlin se lanzó a ver si podía enseñar y transmitir este importante acto interior, y gradualmente, a través de muchos años, fue descifrando paso a paso las normas, para hacer exactamente lo que estos pocos pacientes con resultados positivos, de alguna manera habían sabido hacer.

Estos pasos han llegado a ser ahora muy específicos y factibles de ser enseñados. Este proceso, denominado Focusing, permite establecer contacto con una clase de conocimiento consciente, interno y corporal, dándole a este darse cuenta el nombre de "sensación-sentida" (felt-sense). A traves de la cual; se puede acceder a lo que se denomina comunmente "Inteligencia Emocional".

Generalmente una sensación-sentida no está completa en nuestro cuerpo, sino que tiene que formarse. Es necesario saber cómo dejarla configurar, atendiendo a nuestro interior. La sensación-sentida no es una experiencia mental sino fisica, que luego es simbolizada por medio de palabras, gestos, sonidos e imágenes. Es la reacción holística de todo nuestro organismo ante algo que está sucediendo en nuestra vida. No es una emoción, pero puede contenerla.

Una emoción es clara y fácil de describir, como el miedo, la ira, el amor, etc. Una sensación-sentida es más compleja, casi siempre poco clara, y tiene la cualidad de un "algo más": un darse cuenta propio, deseos, sentimientos, estados anímicos, historia... esencialmente es como si tuviera vida propia. El "tengo miedo" se transforma en: "le pregunto a ese lugar de miedo". Esta diferenciación entre la persona y el felt sense evita la identificación: "ser míedo", o la disociación: "no tengo miedo", y permite establecer una relación interior con ese miedo. Esta relación interior le da a la persona que focaliza la posibilidad de contar internamente con un "otro sanante" que no juzga sino que acompaña, acepta y ama.

Puesto que la sensación-sentida no se comunica a sí misma con palabras, no es fácil describirla verbalmente. Es un nivel desconocido y profundo de conciencia, y aparece como una sola aunque a menudo muy perpleja y muy compleja sensación corporal. Eugene Gendlin nos cuenta que la mejor manera que conoce para describir este fenómeno es comenzando con una experiencia conocida:

"(...) la rara sensación de saber que nos oluidamos algo pero no sabemos qué es. Sin duda nos ha sucedido mas de una vez.

"Supongamos que estamos a punto de hacer un uiaje para visitor a familiares o amigos. AI subir al auión sentimos que nos hemos olvidado de algo. El auión despega. Miramos por la uentanilla repasando uarias cosas en nuestra mente, buscando qué es lo que se nos olvidó, qué era. Nos molesta la sensaciónsentida de alguna situación no resuelta, algo dejado por hacer, algo olvidado en casa. Sin datos reales, tenemos un aura interna, un sabor interno. Nuestro cuerpo sabe pero nosotros no.

"Tal vez tratemos de desecharlo con razonamientos o de descalificarlo intelectualmente. Nos decimos: "No, no vamos a dejar que esto nos moleste y eche a perder nuestro uiaje".

Por supuesto, esto no da resultado. La sensación está allí. Suspiramos y nuevamente revisamos todo en nuestra mente. Hallamos una posibilidad: La fiesta de Ana; 'me oluidé de decirle a Ana que no podría ir a su fiesta'.

Esta idea no satisface a la sensación. Todavía no sabemos qué se nos oiuidó, y todavia sentimos esa molestia sin palabras. Nuestro cuerpo sabe que nos oluidamos alguna cosa más y sabe lo que es esa cosa. Así es como sabemos que no es la fiesta de Ana.

"En algunos momentos, la sensación-sentida de `lo que es' se hace tan difusa que casi desaparece, pero en otros momentos vuelue con tanta, fuerza que sentimos que casi lo sabemos. Luego, de repente, desde esta sensación-sentida, salta algo a la superficie: ¡Las fotos, nos olvidamos de traer las fotos de nuestros hijos!

"En el acto de haber descubierto Io que era, se produce una sensación de repentino alivio fisico. En alguna parte de nuestro cuerpo algo se libera, algunas cosas apretadas se sueltan. Lo sentimos en todo nuestro ser: `¡Uf ff... !' Entonces nos sentímos bien. Puede ser que tengamos pena por el oluido de las fotos, pero el paso que hemos dado nos hará sentir mejor.

"Esta es una de las características claue de un cambio en una sensación-sentida: siempre aporta esa anchura de corazón, y algunas ueces, una muy bella sensación de liberación corporal. Es como exhalar después de haber contenido la respiración. Podemos sentir la tensión fluyendo en nuestro cuerpo".

Este ejemplo es trivial. Pero hay problemas en nuestra vida que no lo son. Lugares de bloqueo que nos paralizan parcialmente; estados en los que nos sentirnos atrapados e impotentes. En todos estos casos, igual que con esas fotos olvidadas, nuestro cuerpo sabe mucho más de lo que nosotros sabemos.

Lo que el profesor Gendlin llama el cambio -o viraje-corporal (body shift), de la sensación-sentida, es el corazón de este proceso, y su característica más sorprendente.de algo en movimiento, e invariablemente placentera.

Estos cambios o virajes corporales acerca de diferentes problemas, conflictos o situaciones vitales a través del tiem- po, son los agentes facilitadores del cambio, la transforma- ción y el crecimiento de la persona.

A continuación enumeraré y desarrollaré los pasos y habilidades que acompañan este proceso de Focalización.

Es sumamente importante señalar que estos pasos han sido creados por Eugene Gendlin con fines puramente didác- ticos y no como una descripción del proceso. Pueden ser enseñados a distintos profesionales de la ayuda psicológica y a los pacientes o clientes, quienes los incorporan durante sus procesos de psicoterapia o counseling, como una manera de estar presentes y acompañar sus experiencias internas con respecto a distintas situaciones conflictivas: problemas, estados anímicos, decisiones de la vida cotidiana. Se trata, finalmente, de una manera de estar consign mismo y ser-en el-mundo.

Estos pasos, publicados por el profesor Gendlin en 1978, son los siguientes:  6pasos.

...................................................

A continuación transcribo una parte de una sesión de counseling para poder comprender la interacción counselor-cliente durante un proceso de focusing, en el cual Susana comienza hablando de una decisión que debe tomar. En cuanto Susana cerró los ojos, aparecieron lágrimas.

Clr (Counselor o Consultor Psicológico):  aparece algo... hay lágrimas
C (Consultante/Cliente):  ya apareció... el corazón... está muy agitado...
Clr:  Quedate haciéndole compañía a este corazón que está agitado... recibí las lágrimas que aparecen... decües que está bien que estén... y muy despacho, andá relajando tu cuerpo, abandonándote sobre la silla... soltando... dejate ir... descansando... sentí que podés abandonarte... ¿necesitás que recorramos tu cuerpo?... ¿cómo está tu corazón?...
C:  Mucho más tranquilo...
Clr: Mucho más tranquilo, te voy a pedir que con tu aire recorras la zona que abarca tu garganta, tu pecho, estómago y abdomen... ¿como estás en ese lugar interior?...
C: El corazón se aquietó, pero siento en la garganta como un nudo que me pesa...


Hasta aquí la counselor se centra en su consultante, acompañándola con el reflejo simple, llevando la atención al cuerpo, especialmente en la zona central, para facilitar el encuentro con la sensación-sentida, en el pecho: "El corazón se aquietó" y en la garganta "un nudo que me pesa".

C: Necesitaría largar todo...
Clr: ~date acompañando este "todo"... fijate si hay "algo" que está en ese "todo"...
C: Bronca...
Clr: Hay bronca... (con énfasis)... ¿tiene que ver con algo que está pasando en tu vida?...
C: Sí...

La counselor sugiere seguir acompañando la sensaciónsentida para que el consultante pueda encontrar en ella un significado sentido, y poder así relacionarlo con "algo" que esté sucediendo en su vida. Aparece la "bronca".

Clr: ¿Dónde está en tu cuerpo esta situación que te da bronca?...
C: (Señala su pecho y su garganta).
Clr: Te voy a pedir que busques algún lugar para poner esto... (sugerencias)... más lejos o más cerca de vos, como para poder verlo desde otro lugar...

La counselor sugiere encontrar una distancia adecuada. Esto normalmente va acompañado de una experiencia de alivio y de más contenido.

C: Yo sé lo que quiero y dejo que la elección la haga el otro... y me da bronca que siempre repito lo mismo...
Clr: Lo sabés y te da bronca repetir siempre lo mismo...
C: Sí...
Clr: Te voy a pedir que invites a esa parte que repite y lo vuelve a hacer, a pesar de que sabe lo que quiere... ¿donde la ubicarías?...

Con esta intervención se evita la identificación con "esa parte que se repite".

C: En La frente ... me duele la cabeza ..
Clr: Quedate acompañando esta sensación de repetir y ceder la elección a otro... como si viniera una amiga y te diera... "lo vuelco a repetir"...
C: me pasan como dos actitudes que se contraponen...
Clr: a ver...
C: sobreprotegerla, apañarla, es una ... y `no seas bolada"... la víctima, porque sisabésloquequerés, porqué uolués a ceder...
Clr: hay una parte que sobreprotege y otra que dice `no seas bolada.
C: me pasa también con mis hyos, situación de víctima...
Clr: ¿cómo está tu frente ?...
C: me duele...
Clr: ¿1e sirve ser apañada?... ¿le sirve ser sobreprotegida?...
C: no ...
Clr: ¿necesita otra cosa,... ?, ¿ qué necesita recibir...?
C: no sé...
Clr: sí sabe que no le sirve sentirse apañada... sí sabe que no le sirve sentirse boluda... sin criticarla, simplemente acompañarla, (silencio).

El acompañar el silencio con una actitud receptiva es un paso muy importante en la experiencia no verbal del consultante.

C: creer... confiar...
Clr: necesita confianza, necesita creer en lo que sabe, necesita fuerza...
C: (asiente con la cabeza)...
Clr: muy bien ... ¿podés darle ahora esto, Susana ?... decile que ya sabés lo que necesita
C: si ya sabe ...
Clr: dale toda esa confianza... y decile que por lo menos ya sabés que necesita creer, más fuerza, y que necesita llevarlo a cabo...

La counselor sigue acompañando, resonando con la experiencia de la consultante, e invitándola a volver siempre al cuerpo con una actitud no crítica y respetuosa, confiando en la sabiduría organísmica para encontrar lo que necesita. Lo más importante es escuchar empáticamente y reflejar lo que el consultante expresa.

C: aparece otro cuco... ella sabe pero... ¿y si después la critican?...
Clr: ¿y que pasa si a1 otro no le gusta?... vamos a ver qué necesitarías hacer cuando aparece esta voz que critica ...
C: seguir confiando... y el otro que se joda ...
Clr: seguir confiando, ¿qué harías con ese "otro" ?
C: a la mierda...
Clr: ¿a donde te gustaría mandarlo?...
C: en un cohete a la luna...
Clr: que se joda... y lo mandarías a la luna ( Susana muestra una expresión de angustia)
C: (... siento que me voy yo también...
Clr: sentís que te vas vos también...
C: si... y se mueve mucho... me da miedo, mucho miedo ... (llora).
Clr: te estás yendo vos también con esa parte critica ...dejá que se vaya sólo la parte crítica... porque vos sos mucho mas que esa parte crítica. (vuelve a repetir con énfasis)...

Aquí aparece el "crítico interno" y con él, "el miedo". La counselor interviene energéticamente para evitar la identificación con esta parte crítica y encontrar la distancia adecuada, intentando que la consultante sea quien encuentre la metáfora que se ajuste mejor a su experiencia: "cohete a 1a luna"

Como dice Mia Leijssen en Más allá de Car1 Rogers, en el cap. 6:

Las metáforas tienen la ventaja de capturar lo esencial de lo que aún no puede verbalizarse concretamente, y expresarlo en toda su complejidad con tan sólo unas pocas palabras (...)

"Después de haber reforzado la distancia, la counsetor invita a la consultante a experimentar cómo se siente eso de ser un "yo" sin la identificación. Esto puede llegar a ser una experiencia muy curativa y muy fortalecedora".

El crítico interno generalmente descalifica la experiencia, generando tensión, depresión y una sensación de inconveniencia. Desde el focusing hay muchas formas de trabajar con esta parte censora, facilitando su integración y transformación.

C: me muevo menos pero siento que gira... (hace gestos con sus manos significando algo)La
Clr: refleja palabras y gestos...
C: me muevo menos pero sigo girando...
Clr: te moués menos...
C: se va calmando... siento mi corazón latiendo tranquilo...
Clr: hay calma y tu corazón late tranquilo...

Al poder lograr la desidentificacíón con esta parte crítica, la consultante puede continuar con su proceso interior, logrando un viraje sentido fisicamente: "hay calma y su corazón late tranquilo"

Hasta aquí la sesión duró 20 minutos. Continuó 30 minutos más, durante los cuales se descubrieron otros significados importantes.

Campbell arma:

"Con el Focusing ingresamos dentro de la impredictibilidad del espíritu humano, que se manífiesta en los movimientos del cuerpo hacia una mayor totalidad."

Para hacer un breve recorrido por un auto proceso de focusing me gustaría contarles un momento en la vida de María, y cómo el focusing la ayudó a darse cuenta de como se sentía.

María estuvo casada quince años con Juan, de quien se separó hace tres. Como toda separación, había sido muy dolorosa, pero ambos trataban de mantener una relación cordial, especialmente por cuidado hacia sus tres hijos. Cuando Juan decidió volver a casarse, después de estar un tiempo en pareja, las cosas comenzaron a cambiar, ya que su nueva mujer comenzó a cuestionar las visitas de sus hijos y la cuota de alimentos que le pasaba mensualmente a Mana. En contra de lo que sentía, María se vio obligada a recurrir a un abogado, y a partir de una conversación telefónica con Juan, ambos decidieron encontrarse para hablar sobre el tema.

Ella estaba decidida a no entrar en discusiones áridas ni reproches sin sentido. Sin embargo, sin darse cuenta, se sintió atrapada en una típica discusión del pasado, y sintió una opresión en su pecho, también muy familiar. Como estaba haciendo un proceso de counseling desde el focusing, decidió escucharse. Con la excusa de ir al baño, interrumpió la conversación y trató de conectarse nuevamente con esa sensación en el pecho.

"El focusing comienza prestándole atención a nuestro cuerpo, especialmente a la zona que abarca la garganta, e1 pecho, e1 estómago y el abdomen".

Al principio no sintió nada, pero luego, recordando la discusión con su ex marido, volvió a aparecer esta sensación.

"La sensación-sentida está siempre relacionada con algo que está ocurriendo en nuestra vida, un conflicto, un problema, una decisión, una situación no resuelta".

Se quedó acompañando esta sensación tratando de buscar una palabra. Entonces apareció la palabra "herida", y con ella un gran dolor.

"Cuando aparece un sentimiento, lo recibimos y luego lo describimos o nombramos".

Con esta palabra, la sensación se hizo más fuerte y se fue completando con más palabras: una herida antigua, sangrante, casi en carne viva.

"Nos damos tiempo para que aparezca más significado desde este sentimiento; quizás otra palabra o una cualidad emocional, luego constatamos la palabra con el sentimiento, para aseguramos que es la adecuada".

Apareció en María una actitud crítica: "otra vez la misma herida", pero sabía que en focusing aceptamos que todo lo que aparece tiene una buena razón para hacerlo, aun si no sabemos exactamente cuál es. Entonces acompañó nuevamente a esta sensación, respiró profundamente y luego le preguntó: "Decime, ¿qué es lo que te hace sentir tan herida?"

"No nos apuramos, creamos un clima interior de aceptación, sin critica ni presiones, y hacemos preguntas como una manera de incitar a la sensación a contamos algo más."

Aparecieron imágenes de distintos momentos de su vida matrimonial, en los cuales se había sentido totalmente incomunicada con Juan, imposibilitada de encontrarse con la persona, sintiéndose no tenida en cuenta. Aparecieron lágrimas y otras palabras: dolor, impotencia, bronca, soledad... al poder nombrarlas, la sensación en su pecho se alivió.

"En focusing, los cambios aparecen de a pequeños pasos, pequeños darnos-cuenta, y cada uno de ellos se siente claramente en e1 cuerpo, modificando inmediatamente su estado. Después de cada uno de elfos, podemos detenernos para focalizar en otro momento, o podemos continuar con otra pregunta."

María sintió que era suficiente y volvió a la mesa. Sentada frente a Juan aparecieron lágrimas, y junto con ellas, pudo decirle cómo se sentía y de su necesidad de encontrarse con él como persona, y poder confiar.

La reacción de Juan fue totalmente inusual. La escuchó sin interrumpirla y pausadamente le dijo: "siempre vas a poder confiar en mí". Hubo más lágrimas, y cuando se despidieron, María supo que no iba a ser necesaria la intervención de un abogado.

Regresando en taxi a su casa, María se tomó tiempo para disfrutar la sensación de alivio en su pecho, y agradecerle a su cuerpo esa experiencia. Por ahora había sido suficiente.

La experiencia relatada podría denominarse como un proceso de "mini-focusing".

El counselor o terapeuta es el guía o facilitador (en inglés, "tener, persona que escucha), y se centra en la persona y su proceso. La mayoría de los terapeutas creen que son ellos quienes producen los resultados, en lugar de un proceso en el cliente. Por otro lado, siempre existe la fuerte tentación de analizar el discurso del paciente, de aconsejarlo, o sacar conjeturas acerca de la naturaleza del problema, interpretando y supuestamente ocupando el lugar del que "sabe".

El focusing es al mismo tiempo un recurso rico, complejo, y sorprendentemente simple. Es un método efectivo en sí mismo, y extremadamente valioso para ser utilizado en distintos enfoques terapéuticos, como el counseling y otras relaciones de ayuda.

EL focusing no es sólo una teoría o una técnica. Es también una filosofía. Un estilo no competitivo de ayuda real, donde enseñar es aprender, donde counselor y cliente crecen al unísono, donde hay lugar para una gran libertad, esponta neidad, creatividad y colaboración positiva entre unos y otros.

El focusing hace posible un darse cuenta en el que se fusiona el saber intelectual con el visceral. Se mueve desde adentro, extrayendo la información de un self más profundo y sabio.

Gendlin nos dice:

"Solamente nuestro cuerpo sabe cómo se sientennuestros problemas y dónde están sus puntos nucleares. Si yofuera su terapeuta o counselor, resistiríalafuerte tentación de decirle cosas, como si yo supiesemás acerca de sus problemas que usted. Pero tampocolo dejaría hablar solamente, le enseñaría afocalizar ylo acompañaría mientras 1o hace."

El focusing es una habilidad natural que no fue inventada sino descubierta, para ayudarnos y acompañarnos en esta búsqueda, en este encuentro con nosotros mismos dentro de este vasto sistema cósmico que integramos.

Me gustaría finalizar citando a Jorge Luis Borges cuando habla de la poesía:

"Cuando yo escribo tengo 1a sensación de que ese algo preexiste... Las cosas son así. Son así, pero están escondidas, y mi deber de poeta es encontrarlas."

Nuestro deber como personas es encontrarnos, descubrirnos, recordarnos, inventarnos. Nuestro deber como counselors es facilitar y acompañar a nuestros consultantes en ese re-encontrarse.

El focusing hace este encuentro posible.


All contents Copyright 2012 by The Focusing Institute
Email comments to webmaster