Home  |  Indice de contenidos   |   página anterior   |     próxima página

El uso de Focusing por gente que trabaja en la Ayuda Afgana

De Patricia Omidian, Consultora para la Coordinación de Ayuda Humanitaria, Paquistán y Afganistán
Traducido por Ines Zubeldia

Patricia Omidian es Médico Antropóloga. Tiene 17 años de experiencia con la Comunidad Afgana de Refugiados. Vive en Afganistán y habla Dari.

Mi compañera Nina Lorenzo y yo, comenzamos a enseñar Focusing hace un año (marzo de 2001) en un taller para 11 personas que trabajaban en el ámbito de gerencia y salud de una asociación no gubernamental afgana llamada Coordinación de la Ayuda Humanitaria (CHA) en Peshawar Paquistán. El objetivo de dicha organización consistía en ayudar a los refugiados y trabajadores afganos de los grupos de ayuda que trabajan en Afganistán y Paquistán, con especial atención a aquellos trabajadores de la Ayuda Afgana que viajan frecuentemente por Afganistán. Estamos encantadas de poder decir que la mayoría de los que formamos en el primer taller siguen practicando focusing por sí mismos.

Después del taller, el personal de CHA manifestó que los niveles de tensión y rabia en el trabajo habían disminuido. El director de CHA indicó que las capacidades para solucionar problemas por parte de los encargados habían mejorado. Un encargado indicó: "los viejos asuntos familiares y el dolor de la guerra me pesaban, y aumentaban mi tensión y rabia. Ahora estoy mucho mejor. La presión es menor." El personal de CHA continúa describiendo cómo el focusing les ha ayudado a hacer frente y a sentirse esperanzados para el futuro a pesar de la preocupación y la incertidumbre de su situación.

Todo este programa comenzó cuando a mí, consultora en salud y bienestar psicosocial, los de CHA me pidieron desarrollar un tipo de programa para que su personal intervenga en el trauma de la guerra, un programa para formar a su personal en el propio trabajo de ayuda. El personal del grupo de Ayuda Afgana se enfrenta con los peligros más graves. En las entrevistas con los trabajadores de la Ayuda Afgana, la mayoría hablaron del trauma al que se habían enfrentado durante la guerra y de la dificultad de hacer su trabajo debido a los recuerdos, a los pensamientos, a la rabia, a la depresión indirecta, y al miedo al futuro. Muchos de los hombres han sido encarcelados y pegados o torturados, y encontraron dificultad en mantener la irritación resultante y otras emociones alejadas de su vida familiar. El personal femenino también había sido acosado y pegado por los Talibanes o por sus rivales: El Frente Unido. La vida bajo el gobierno anterior de Rabbani también había sido brutal, con numerosos abusos de los derechos humanos, conocidos por el personal.

El proceso de "Debriefing", o de síntesis-resumen de la misión, que está dirigido a ayudar a que los trabajadores de la Ayuda puedan convivir con el estrés emocional que les produce su trabajo, es un proceso asentado y normal en el mundo occidental para aliviar a los que trabajan en desastres y emergencias. Este tipo de servicio para trabajadores es raro en Afganistán. CHA fue el primero que inició un programa de salud mental para su personal. El programa comenzó con el taller de focusing en marzo, 2001. Nina Lawrence lo continuó 8 días al mes, durante 3 meses, asistiendo a personas individualmente y ayudando a entrenar al equipo de salud mental. Nina volvió en agosto del 2001 a Estados Unidos, pero todavía hoy se escribe con muchas de las personas con las que trabajó y sigue animándoles. Gracias a sus esfuerzos, seguimos enseñando Focusing a cualquier persona que desee aprender.

Una de las historias que nos sorprendieron a Nina y a mí fue la primera vez que intentamos enseñar Focusing, y nos hizo darnos cuenta que utilizábamos las herramientas apropiadas de salud mental. No sabíamos si iba a funcionar pero lo teníamos que intentar. Intentamos algunos ejercicios simples para ayudarles a que sintieran la sensación interna, usamos poesía Sufi para darles un punto de apoyo real. E hicieron un trabajo por parejas de escucha y focusing. Y al final, un hombre se nos quedó mirando con asombro. Tenía desde hace mucho tiempo un dolor en un lado. Pensaba que era por estrés. Y cuando lo focalizó, desapareció. Se quedó sorprendido y todavía sigue hablando de esa primera vez con el mismo asombro. Actualmente practica focusing, pero generalmente lo hace él solo.

A Mina, una de las mujeres afganas que se entrenó en ese primer taller, le gustó tanto el proceso de focusing, que ella misma entrena a cualquiera que le pida ayuda. Hemos encontrado que el Focusing es muy Sufi y que los afganos responden a él con facilidad. Uno me dijo que él había estudiado Sufismo durante muchos años pero nunca había entendido cómo llegar a conseguir sentir "la Presencia". Ahora ya lo sabe.

Los afganos con los que trabajo reconocen una base Sufi en el Focusing y sienten como si volvieran a utilizar su propio método. Esto encaja bien en los modelos islámicos -- como el Sura en el Quran que dice "Alá es más cercano a usted que su vena yugular" o el que dice cuando "Alá hizo a Adán de la arcilla, entonces respiró un poco de sí mismo dentro de Adán". Esto transmite a los afganos la sensación de que están en contacto con Alá, y, como en el Sufismo, la Presencia es Alá. Esto es algo muy potente.

Elegimos el Focusing porque permite un trabajo profundo sobre asuntos psicológicos sin provocar dilemas éticos ni de confianza ni de revelación. El que hace focusing tiene control de lo que dice. Los que se tratan pueden trabajar sobre sus problemas psicológicos o necesidades sólos, o con un oyente que simplemente refleje lo que dice el participante. El oyente puede que nunca sepa la naturaleza del problema, lo cual quiere decir que los asuntos privados no se tienen por qué revelar, y no es un riesgo abrirse a la confianza. Las charlas que generalmente se tienen en terapia aquí serían problemáticas. Los afganos no pueden contar secretos de sus familias a otros. Simplemente no se permite. Examiné los patrones de vida y de bienestar afganos. Quería encontrar un patrón local que no necesitase mucha introducción. Como antropóloga deseaba saber qué es lo que funciona culturalmente, para promover dicho modelo. El contexto local es esencial. El Focusing parece ser perfecto en la mayoría de los contextos locales, especialmente por su privacidad.

Formamos a grupos o individualmente, incluso a niños de 8 años. Creo, que para los afganos, trabajar en grupo mientras aprenden focusing es muy bueno. Les gusta la ayuda de sus compañeros. El único problema que tenemos es que los nuevos "focusers" tienden a profundizar demasiado en los estados de trance. Estamos intentando encontrar diferentes maneras de evitarlo. He intentado introducirles en el proceso un poquito más despacio y parece que eso ayuda. También parece que ayude el que hablen conmigo mientras hacen el proceso. Para los afganos esto es muy fácil. Creo que es debido a sus ritos y oraciones, que requieren de cierto nivel de focalización para hacerlos bien.

En la formación, utilizamos el poema Rumi (traducido por Coleman Barks, llamado "La Casa del Huésped"). Debido a que la cultura afgana se enorgullece de su amabilidad hacia los huéspedes, deseados o no deseados, esta es una metáfora útil. En el último taller, con el personal del Programa de Educación a Mujeres del Comité Internacional de Rescate (IRC), 6 mujeres encontraron el focusing muy útil y como algo que podrían utilizar en su programa de entrenamiento a profesores en salud psicosocial.

Las mujeres reconocieron que necesitaban ayudarse unas a otras y a sus profesores antes de poder ayudar a los niños con temas psicosociales. Han sido desarraigadas de sus hogares y de sus tierras, han perdido a miembros de sus familias, algunas perdieron el contacto con sus parejas como ocurre en las comunidades de refugiados a las que ahora sirven. La única diferencia es que estas mujeres tienen puestos de trabajo con sueldos mejores que muchos miembros de sus familias. Lo cual puede causar problemas, dado que, en muchos casos, los maridos, los padres y los hermanos siguen estando en paro.

Mientras trabajamos desde el Focusing, donde uno contacta con sus sensaciones sentidas como si fuese huésped de su ser interno (como en el poema Rumi), surgían todo tipo de emociones. Focalizándo sus emociones muchas de ellas sentían calma y alivio. En una sesión, las emociones confrontadas fueron tan fuertes que trajeron recuerdos muy dolorosos de la guerra, sobre los que las mujeres hablaron abiertamente. Al final muchas encontraron cierto alivio del dolor y un espacio despejado donde poder encontrar cierta comodidad interior. Todas tuvieron la oportunidad de trabajar de una en una con el consultor si lo deseaban. Las historias que compartieron fueron horrorosas, pero podían hablar de la crueldad de los diferentes grupos implicados y de cómo éstos les habían afectado en sus propias vidas. Fue un momento de profunda conmoción, lleno de lágrimas.

He visto que a la mayoría de los afganos, después del entrenamiento inicial, no les gusta tener un compañero que les escuche. Y esto es común entre todas las personas que he entrenado. Todavía hace poco me preguntaron si podría formar un grupo semanal de focusing en la hora de la comida en el trabajo. Creo que es una buena idea. Tal vez porque no soy afgana, me ven como una persona con la que están a salvo para hablar y ven que puedo dirigir esas sesiones. Además, los que me lo pidieron me dijeron que tenía un tono de voz muy agradable.

Los miembros de "CeReTechs del CHA" han traducido la guía de Focusing de las sesiones de Ana Weiser Cornell al Dari. Lo utilizamos muchísimo y nos es muy útil con algunas modificaciones culturales. También, estamos traduciendo el libro de Ana al Dari, y más o menos está hecha la mitad.

Podéis contactar conmigo cuando queráis pero sólo os podré responder cuando esté en Peshawar, porque por ahora no tengo email en Afganistán. Cualquier sugerencia que tengáis, de cualquier persona que trabaje en situaciones similares, o con refugiados, puede ser útil. Se puede contactar con ella en: drpat@pes.comsats.net.pk

Indice de contenidos   |   página anterior   |     próxima página

This page was last modified on 11 November 2003

All contents Copyright 2003 by The Focusing Institute
Email comments to webmaster